La especificidad del lenguaje y el gato

Al percibir palabras (escritas o habladas), creamos una representación mental en base a ellas. Así es como “entendemos” lo comunicado.

Y según más o menos completa esté la “historia” que cuentan esas palabras, entenderemos mejor o peor lo que se quiso transmitir.

Veamos un ejemplo

“Un animal realizó un par de acciones.”

¿Cuál animal? ¿Qué acciones realizó? ¿Cuántas? ¿En qué contexto?

“El gato gris con rayitas negras llamado Tom, de 5 años de edad, mascota de la familia Gonzalez, posaba un lunes a las 3:34 de la tarde sobre la mesita de luz izquierda de la habitación matrimonial del hogar cuando decidió saltar sobre unos libros para caer sobre la almohada más grande. Una vez allí, se acomodó enrollándose, se lamió 4 veces cada pata delantera y cerró los ojos disponiéndose a dormir.”

¿Alguna duda… o te hiciste la película completa?

El problema principal es que podemos enredarnos en malentendidos con otras personas si utilizamos lenguaje inespecífico cuando en realidad necesitamos ser específicos.

Por el otro lado, tu oratoria puede volverse tediosa y aburrida si desaprovechas las virtudes del lenguaje inespecífico y solo utilizas lenguaje específico.

Lenguaje inespecífico vs específico

Mientras más inespecífica es la oración emitida, más imaginación necesita desplegar el receptor para “alucinar” que realmente entendió lo que el emisor quiso decir.

En ocasiones el receptor, sin darse cuenta, realmente se toma el trabajo de alucinar un significado en base a palabras inespecíficas.

En otros casos, la falta de información es tan notoria que se despiertan las preguntas: “¿Qué significa eso que dijiste? ¿A qué te refieres? ¿Me explicas esto?”

Ese despliegue de imaginación puede ser ideal si estás comunicando algo de caracter más global, como: un discurso motivacional, un pitch de venta, una estrategia de negocios, un concepto innovador, etc.

Pero en otras situaciones es importante que te comuniques con claridad y especificidad, para que entiendan precisamente lo que necesitás que entiendan y también para asegurarte que lo que vos entendiste es lo mismo que quiso expresar tu interlocutor.

Entonces la especificidad es clave en acuerdos y mediaciones, resolución de conflictos entre partes, pedidos y ofertas a compañeros y colegas, etc.

El metamodelo es una herramienta para aumentar la precisión en el lenguaje

Para lograr esta claridad y especificidad, la herramienta que te trae la PNL es el metamodelo del lenguaje, con el que detectas y desafias los 3 filtros que todo ser humano aplica sobre la realidad para representarsela y entenderla.

El metamodelo del lenguaje te ayuda dándote:

  • Pautas sobre cómo es un mensaje específico bien formado.
  • Claves para detectar las Eliminaciones, Distorsiones o Generalizaciones en un mensaje (esos son los 3 filtros que disminuyen la especificidad).
  • Una guía de “preguntas desafiadoras” que puedes utilizar para cuestionar las faltas y recuperar la especificidad de la información (tanto en tus mensajes como en los de otros).

¿Qué necesitás para aplicar el metamodelo del lenguaje?

  • Escuchar (o leer) con gran atención.
  • En caso de detectar una falta de especificidad, reconocer si es relevante o no, según lo que se necesite en el contexto.
  • En caso de que sea relevante en el contexto, hacer la pregunta desafiante, desde un estado de rapport (sintonía con la otra persona).

De esta forma, irás descubriendo los datos importantes que se ocultaban detrás del lenguaje inespecífico.

También es hacia dentro: escúchate y pregúntate

El metamodelo es también de crucial utilidad para analizar tu propio diálogo interno.

Si te cuestionas, puedes ir descubriendo de qué maneras tu “mapa” de la realidad te inventa problemas al cerrarte los ojos a posibilidades distintas y más beneficiosas. Así puedes “ampliar tu mapa”, descubriendo tus limitaciones y transformándolas en posibilidades.

El Metamodelo del Lenguaje es uno de los temas que estudiamos y practicamos en el Practitioner en PNL de la Escuela.

Artículos cortos para tí

Estructura, Proceso y Contenido

Estructura, Proceso y Contenido

Una clave para entender la PNL Una de las definiciones de PNL dice que es: "el estudio de la estructura de la experiencia subjetiva del ser humano". También uno de los axiomas de la PNL dice que "toda experiencia tiene su estructura". Adicionalmente los docentes de...

leer más
¿Qué es el Metamodelo de la PNL?

¿Qué es el Metamodelo de la PNL?

Tu mente filtra la realidad y te contamos cómo“Acá” está la realidad y ocupa el universo entero (al menos). Percibes una porción de la realidad con tus sentidos, en el lugar donde estás presente y consciente. Esa percepción es filtrada por las capacidades biológicas...

leer más

Contacto

Atendemos de lunes a viernes en el horario de 14 a 20hs Bs. As. (UTC -3)
Te contestaremos lo antes posible.

Comunícate con nosotros

Nuestras redes

Formulario de Contacto

Completa el siguiente formulario para que nos pongamos en contacto contigo.