En PNL, trabajamos con un filtro para la definición de objetivos que llamamos

«Las condiciones de la buena forma o conocidas por las siglas CBF»  y son las siguientes:

  1. Que el objetivo esté definido en positivo.
  2. Que sea un objetivo que esté iniciado, mantenido y alcanzado por mi.
  3. Que esté puesto en contexto.
  4. Que esté declarado en base a experiencia sensorial.
  5. Que sea ecológico para mi y para mi entorno o sistema.